La infancia de nuestro mundo es nuestro futuro, nosotros como adultos (Sí, aunque no quieras ya eres adulto) estamos en la tarea de enseñarles lo mejor a nuestros infantes, de ayudarlos a crecer como deberían, aprender con alegría, jugando, divirtiéndose, dormirse con una sonrisa, pero que sepan que hay límites, que deben de seguir reglas. Qué difícil cuando estas en la niñez y ves cosas que no entiendes, ¿Por qué no te explican que no debes hacer eso?, ¿Por qué se pelean y se gritan los adultos? , ¿Por qué es peligroso salir a jugar a la calle?, etc.

¿Te acuerdas cuando te perdías en el supermercado y sentías un terror horrible que hasta sudabas frío? Pensabas que ya nunca ibas a regresar a tu casa, eran los peores 5 minutos de tu vida, te daban ganas de llorar, no sabías que hacer, querías empezar a correr, te daban miedo los desconocidos que te veían, mirabas para todos lados pero no encontrabas a tus familiares. Ahora imagínate sentir eso durante días,semanas,meses, hasta años, pero sin estar en un supermercado, estar en una jaula o en medio de una guerra o en un hospital sangrando, junto con otras personas que tienen ese mismo miedo, con frío, a lo mejor con hambre, con incertidumbre de ¿Qué es lo que puede llegar a pasar?, sin entender dónde están tus padres. Nunca le desearía el mal a nadie, pero quiero que seamos empáticos, imagínate que esas pequeñas personas sean, hermanos (as), sobrinos(as), hijos(as). ¿Quieres eso para nuestro futuro?

Eso es lo que está pasando justo ahora en todo el mundo y más en específico con nuestro país vecino del norte, parece que el tiempo que ha tenido que pasar para ser “civilizados” no ha funcionado, seguimos tratándonos mal entre nosotros, pisoteando la inocencia y la infancia de varias personas, siempre que los adultos pelean los niños sufren. El problema no se va a arreglar volviéndose con sus familiares, lo más seguro es que vivan con el miedo de que vuelva a pasar, lleguen a tener un problema psicológico que los va a acompañar (ojala y no) por el resto de sus vidas.

Las guerras, la intolerancia, la indiferencia, la violencia, el hambre no debe ser parte de la infancia de ningún humano, entiendo que tristemente es más difícil ayudar a otros países, entonces hay que empezar ayudando a nuestros niños, a los que tenemos más cerca, escuchándolos, hablándoles, haciéndolos sentir importantes, enseñándoles que pueden ayudar a otras personas, respondiendo todos sus ¿Por qué? , que compartan, que saluden, que pidan las cosas con un por favor y gracias, que respeten y se respeten a sí mismos. Educándolos desde casa y que esa educación se refuerce en la escuela.

Debemos de entender que los niños van a ser el futuro de nuestra sociedad, ellos van a educar a las futuras generaciones, sin importar si son nuestros familiares o no, si los conocemos o no, ellos van a ser nuestras nuevas ideas, nuestras decisiones, nuestra voz cuando nosotros ya no estemos. No hay que echar a perder la infancia de alguien más,con nuestro futuro ¡NO!

Sintámonos inmensamente responsables de nuestros actos y más si un niño nos está viendo, pues nosotros somos su ejemplo.

Gracias por leerme.

@f_erbenitez

Posted by Fernando Benitez

Mercatodologo que le gusta conocer, ajedrez, deportes y una fiesta que se atraviese con los amigos . No me enojo, no corro, no empujo. Me fijo en lo que pasa y se los platico. Puma de corazón que no estudia en la U.N.A.M. Leo mucho y ando mucho, veo mucho y no se mucho.

Deja aquí tu comentario 😎