#LaReseña: Revenant: El Renacido

El Renacido es una increíble obra de arte. Una película que, visualmente, no tiene comparación. Alejandro G. Iñárritu nos vuelve a regalar una joya cinematográfica.

Renacido2

Cuando Alejandro Gonzalez Iñárritu sorprendía al mundo creando una joya cinematográfica llamada “Birdman”, muchos pensamos que el listón estaba demasiado alto (incluso para él), que nunca, ningún otro director mexicano se atrevería a crear algo parecido, de excelente calidad y visualmente insuperable.

Hoy, un año después, Alejandro regresa por la puerta grande demostrando su increíble talento para dirigir y nos regala una de las mejores películas de los últimos años. A unos días de los Oscars, “El Renacido” se levanta como la gran favorita, la competencia parece inexistente y el premio es casi seguro.

No creo exagerar en las anteriores palabras, de hecho, pienso que me quedo corto para describir las más de dos horas de película. Aquí no se trata de “echarle porras” al mexicano simplemente por su nacionalidad, no. Se trata de exaltar las virtudes de uno de los mejores directores del mundo. Sé que, al igual que Birdman, muchos dirán que se sobrevolara las películas de esta magnitud, que decidimos ver el pasaporte antes del contenido y demás críticas que son tan comunes en nosotros. Dejando claro esto, me remito a trata de explicar la experiencia que resultó ver “El Renacido”, aunque (lo debo confesar) me resulta difícil encontrar las oraciones adecuadas para describir tal obra de arte.

“El Renacido” está basada en la novela de Michael Punke que, a su vez, está inspirada en la vida de Hugh Glass, un cazador y explorador fronterizo del territorio de Estados Unidos. Es reconocido por lograr la increíble hazaña de sobrevivir luego de haber sido brutalmente atacado por un oso y ser abandonado por sus compañeros para después recorrer moribundo más de 300 km al campamento más cercano.  Puedes conocer más sobre su historia en este artículo.

Renacido3

La película, como dije, está inspirada en hechos reales y, por lo tanto, es difícil creer que lo estamos viendo en realidad pasó. Iñárritu logra adaptar de gran manera la novela para trasformarla en una historia única y sobresaliente. Las condiciones que se muestran, el calvario de Glass, las atrocidades de los primeros colonizadores y el sufrimiento de los grupos indígenas de Norteamérica, son retratados de manera cruda y fría. Un thriller combinado con un “pre-western” que resulta magnifico en todos sus aspectos. Narrativa y ejecución llevadas a la perfección de principio a fin.  La acción es pura y real, sientes el sufrimiento extremo de cada uno de los personajes. Las persecuciones se convierten en una montaña rusa de emociones que te mantienen al borde del asiento. Cada secuencia de lucha es sangrienta y despiadada. No hay espacio para los términos medios, todo es crudo y brutal.

Uno de los tantos aspectos sobresalientes de la película es su fotografía. “El Chivo” (o mejor dicho “El Mago”) Lubezki logra captar de manera precisa cada detalle e instante de la película. Una fotografía maravillosa que sólo él con su inalcanzable talento puede lograr. Los paisajes mostrados se muestran como pequeños momentos congelados en el tiempo. Aquí una galería de algunas de sus fotografías:

Terminar esta película fue toda una odisea para la producción, las bajas temperaturas convertían el trabajo de los actores en verdaderas tareas titánicas. Además, el deseo Iñárritu y Lubezky era captar la realidad como tal y por ende, todo tenía que ser perfecto. No podía haber fallos y por lo tanto, no los hubo. Aquí el detrás de cámaras de tan complicada realización:

Leonardo DiCaprio nos presenta el papel de su carrera, un personaje que es padre, esposo, amigo y por qué no decirlo, una especie de “justiciero-vengador”. Todo lo que pasó Glass, Leonardo tuvo que recrearlo, golpes, huidas, caminar por hielo, nadar en ríos casi congelados y dormir a bajas temperaturas llevó al actor al límite de lo posible. Logra trasmitir su sufrimiento de manera natural y fluida. Por momentos te olvidas que es un actor y te metes en su piel. Este año será su Oscar, de lo contrario, presenciaremos el robo del siglo.Renacido

Tom Hardy cumple en gran medida su papel de antagonista. Villano como tal no es, sólo un tipo que ve por sus intereses y la forma de sacar provecho ante cualquier situación. No importa si para conseguir sus objetivos debe de traicionar o matar, él lo hará. Por ello su personaje es tan humano que logras entender que simplemente estás ante un sujeto que ambiciona su bien propio.

No contaré detalles sobre la historia dado la magnitud que representa. Esta película es de digna de admirar y agradecer lo que estamos viendo. De hecho, pienso que es de esas películas que sólo hay que verlas una vez, guardar el recuerdo y recordar por siempre.

Gracias Alejandro, gracias Leo.

Total
22
Shares

Deja un comentario

Related Posts
Total
22
Share