Menú
Sin categoría

Fortino Alfonso Reyes : ¿Mario Moreno o Cantinflas?

“A pesar de ser tan pollo, tengo más plumas que un gallo”

-Cantinflas-

Fortino Alfonso Reyes, conocido por todos como Cantinflas, con el apodo de Mario Moreno, nacido en Santa María la Ribera pero tepiteño de corazón, fue de las máximas figuras del cine que puso en alto el nombre de México, renombrado y recordado generación tras generación con su magnífico y único personaje. Como ejemplo de buen mexicano exitoso, empezó trabajando desde abajo  o más bien, tanteando de todólogo lo que lo llevó a grandes y diversas aventuras, que se convertirían en inspiraciones para películas futuras, hasta llegar a las mieles de la gloria y la fama, donde cuentan que se empalago “leve el chato”; pero no les quiero hablar de su biografía, para tal caso la buscan en Wikipedia que está más completa y la “nery” mejor explicada.

Recientemente se estrenó una película como cierto “homenaje” a Cantinflas, que en lo personal me vine saboreando varios meses desde que aparecieron los trailers, supuse que era una película especial, pensé que si merecía pagar Cine VIP, pues para ver a Cantinflas se merece hasta alfombra roja; bien cómodo, acurrucado y cobija’o, empieza la función y de repente ¡boom! mis expectativas se desmoronaban como si alguien comiera un mazapán y me gritara al oído durante la película, ¡VIVOS! no estoy diciendo que la película sea pésima y que es una porquería ni nada por el estilo, solo pienso que tenían demasiadas cosas buenas que pudieron haberle sacado a una película sobre un personaje de este calibre, pero no lo hicieron.

Por las curiosidades del internet antes de ir al cine,leí una crítica, en la que decía que la película eran puros sketches confusos y mal explicados, y me dije: ¡Va! a lo mejor, el crítico que la escribió, no tuvo la visión, de como si el director quisiera expresar la película cantinfleando,  poniendo partes de antes, después, otra vez antes y durante, yo así lo vi.

La actuación de Óscar Jaenada es excelente,  hizo un gran papel y se convirtió en el pípila de esta película, tanto en actuación, expectativa y por la presión que tuvo de los medios. Agradezco su gran participación y actuación, que la verdad me paró de pie a aplaudirle (Sí, me paro de pie), pienso que a lo mejor también fue mucho su parecido físico con Mario Moreno, o que buen maquillista tuvieron, que le ayudó a conseguir el papel. Pero independientemente del caso Jaenada sigo pensando ¿porque es más fácil para los extranjeros, el éxito en México, que un mexicano? que por cierto se me hizo raro que Carlitos Espejel no lo protagonizara, pareciera que lo imito toda su vida para este momento, pero no fue así. ¿Coincidencia, destino o altura?

                            

Cosas que a mi parecer estuvieron mal, parece que ya sabían que aunque grabaran lo que grabaran, actuara quien actuara tendrían éxito por el nombre.

La televisora patrocinadora del filme, se encargó de meter a todos los actores y actrices posibles que maneja. Hay un exceso de representaciones, claro que fueron importantes actores y actrices de la época de Oro en México, pero en la película parece que los pusieron como personajes, para quererle dar identidad al filme pero fue todo lo contrario, porque no se llegó a entender cuál era personaje y cuál era actor, porque nunca vi a Fernando Soto “Mantequilla” vi a Adal Ramones, tampoco a Estanislao Shilinsky porque estaba actuando Xavi Noble, etc. O en una parte de la película, cuando están defendiendo los estudios, a lo lejos en caballo, se ve venir el “Indio” Fernández, y te emociona porque parece que va suceder algo bueno, y de repente se baja el cochiloco y  se acaba la escena….. ¡Ah Órale!

La verdad tiene tintes graciosos, pero cuando vas a reírte escuchas las risas fingidas que le agregaron, que te ahogan las ganas de reírte, porque parece que estás viendo un Stand-Up chafa. Las cosas pasan de una cosa a otra sin sabor, algunos hechos pasan a lo sobreactuado, más en una parte que te explican del Sindicato de Trabajadores, que perece que la película sirvió para manchar el nombre de algunos y alzar el cuello otros.

Creo que Mario Moreno y Cantinflas merecían mucho más que esta entrega, porque con la película van tener muchas ventas en taquilla eso es seguro, pero ni siquiera invirtieron en fuegos artificiales o intentar llenar una plaza de toros pudieron. Es un buen cierre la obtención de ese galardón final, pero le hace falta más ese no sé qué, que qué sé yo.

Por otra parte, aunque Mario si le echaba al cigarro, al vino y al ojo alegre, el también conocido como personaje de la gabardina, hizo  más cosas buenas que pudieron haberse recalcado, porque nos acostumbró a que en sus películas, Cantinflas siempre dejaba un mensaje.

Tristemente se manchó su prestigio por escándalos de la fama, también después de su muerte de a ver a quien le toca más de la herencia y quien se queda con más dinero, “y como decía Napoleón: El que parte y reparte, le toca su Bonaparte.”

“La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda es hacer feliz a los demás.” 

-Mario Moreno-

              

Ojala defendamos las cosas buenas que nos quedan y no se manchen con malas nuevas. Sentí la necesidad de escribir sobre este monstruo de la comedia, porque a veces me identifico, al querer hablar, escribir o expresar siempre cantinfleo (a lo mejor se dieron cuenta al leerme), este es mi propio homenaje, y así es “como aquí me tienen delante de ustedes y ustedes delante de mí….y es una verdad que nadie podrá desmentir.”

Gracias.

Fernando Daniel Benitez Yudiche

@f_erbenitez

About Author

Mercatodologo que le gusta conocer, ajedrez, deportes y una fiesta que se atraviese con los amigos . No me enojo, no corro, no empujo. Me fijo en lo que pasa y se los platico. Puma de corazón que no estudia en la U.N.A.M. Leo mucho y ando mucho, veo mucho y no se mucho.

No Comments

    Deja un comentario