Las paredes de la galería han sido invadidas por ideas que se antojan emergentes. Están las imágenes y está, también, el texto. De un muro sale como si fuera un grito: Just let her play. Pareciera que las fotografías también se escuchan, se huelen y se prueban, y que no solo se ven. Decía Bill Brandt que en la fotografía, al no ser ésta un deporte, no importan las reglas ni las convenciones; y aun así todas se escuchan, se huelen y se prueban.

En #LaHabitaciónOscura se han reunido 33 estudiantes de Comunicación para construir un espacio de diálogo visual en el que se ha conquistado una de las pequeñas libertades del estudiante que llega a la carrera con muchos sueños. En ese diálogo surgen representadas las voces de quienes históricamente no han tenido la misma oportunidad de participación artística: de ustedes, de nosotras, de ellas.

Amazoneum, Alma Acosta.

 

La exposición está conformada por 14 hombres y 19 mujeres; algunas de ellas y también de ellos, han abordado sus proyectos desde la perspectiva de género y ponen sobre la mesa las cartas de la tolerancia, el respeto, la lucha, el agenciamiento, el derecho a decidir sobre el cuerpo propio, historias de violencia, la reivindicación de las mujeres de la mitología y la reivindicación individual por sobre la lealtad al género.

   El arte proviene de ti, Cecilia Vázquez

 

Este espacio colectivo fue celebrado en el Museo Mariano Jiménez de San Luis Potosí, San Luis Potosí, de noviembre de 2018 a enero de 2019, y fue organizado por Sahiye Cruz Villegas, fotógrafa recientemente premiada en New York, con el apoyo del Coordinador de la Licenciatura en Comunicación, Jorge Torres, en la Universidad Cuauhtémoc en la misma ciudad.

“Esta exposición fue pensada para darles valor a sus trabajos y visibilizarlos. Creo mucho en que se les tiene que dar el valor y se les tiene que dar la confianza. No importa si no saben tomar fotos, primero tendríamos que definir qué es tomar una foto. Lo que nos interesa es el discurso que está en las fotografías”, expresó la Mtra. en Diseño Fotográfico Sahiye Cruz en la rueda de prensa.

El Coordinador, Jorge Torres, expuso que “estos proyectos son una semilla de la Licenciatura, lo importante es que a través de la cultura podamos darle un enfoque diferente, que marquemos la diferencia”. Es diferente, precisamente, que las alumnas, y las mujeres en general, se puedan agenciar del espacio en un mundo artístico donde las creadoras son enjuiciadas, desplazadas y olvidadas.

El camino de las diosas, Arlenn Mendoza

 

Aunque este fue un espacio artístico mixto, se enuncian muy fuerte los discursos de las alumnas inquietas e intranquilas que tuvieron la oportunidad de clavar sus reflexiones en una galería. Ya decía la fotógrafa feminista Brenda Álvarez que las mujeres en la fotografía hemos sido musas, modelos y asistentes de bajo rango. En un país donde se cometen más de 8 feminicidios al día, es lógico –violento, pero normalizado– que a las mujeres se nos impida desarrollarnos libre y creativamente en universos en los que podamos apropiarnos de nuestras voces.

Viviendo bajo un monstruo, de Yadira Mendoza

 

De un muro salen como si fuera un grito: “Just let her play”, “Ella es fútbol” y “Contra el patriarcado” en el proyecto de Marcela Contreras, “Jugadoras, jugadores”. La Mala Rodríguez estaría muy orgullosa. Y también las mujeres futbolistas que han optado por un deporte que socialmente ha sido de hombres.

Marcela dice que “sabemos que en el fútbol la mujer está en un contexto muy distinto al del hombre,  suele pasar así en diferentes ámbitos, entonces me parece que la fotografía te ayuda mucho a transmitir un mensaje distinto, a que la gente se percate de que las mujeres también pueden estar inmersas en un mundo que, aunque parezca de hombres, no es solo de hombres”. La fotografía ha parecido de hombres, pero no es solo de hombres.

Jugadoras, Jugadores, Marcela Contreras

 

Los espacios físicos tampoco son solo de hombres. Mariana Garza expone en su proyecto el conflicto que gira en torno al consumo del tabaco y asegura así no haber construido un proyecto desde la perspectiva de género, a pesar de que la OMS (Organización Mundial de la Salud) centró el Día Mundial Sin Tabaco 2010 en el daño que el tabaquismo causa a las mujeres. Sin embargo, Mariana no deja de reconocer su función  –en discurso y en praxis– en esta actividad artística:

“Sé que aquí expusimos tanto mujeres como hombres, pero sí sabes que en general está más limitado para las mujeres y no hay tanta oportunidad, entonces se siente padre tener esta oportunidad de exponer y que la gente aprecie tu trabajo”, dijo Mariana en rueda de prensa.

Nos estamos fumando al mundo, Mariana Garza

 

No es el primer espacio artístico en el que las mujeres dicen y las otras personas escuchan. Tampoco es el último, aunque la organización española Mujeres en las Artes Visuales (MAV) llegó a la estadística el año pasado (2018) de que las mujeres no superamos el 25% de la presencia en los espacios artísticos; no sabemos qué querrá decir el 75% restante, pero lo queremos escuchar.

Cinthia Castillo, otra alumna expositora de #LaHabitaciónOscura, enuncia que participar en estos espacios es “solamente atreverse, es hacerlo por ti y qué padre si a alguien más llega a impactarle, y si no pues queda en ti y queda esa satisfacción de que todo lo que hiciste ya es un gran orgullo y no te quedaste con la espinita”.

El proyecto de Cinthia es una serie de fotografías de archivo en la que visualmente impacta su vida con relación a la cantante Gloria Trevi que, en palabras de Sahiye Cruz “tiene que ver mucho con la feminidad”. Cinthia también dice reconocer que su proyecto no es sobre la perspectiva de género, pese a que está en él la protesta ante una sociedad y un sistema que ha enjuiciado a una cantante que desde los 16 años comenzó a ser abusada por un declarado culpable de los delitos trata de personas, secuestro y violación.

En #LaHabitaciónOscura participan hombres y mujeres a pesar de que, como dijo Tereixa Constenla, en los museos nos quieren a las mujeres “monas, madonas, sumisas, recatadas, o desnudas, provocativas, fatales”. Entre ellos y ellas procuraron desdibujar la discriminación hacia las mujeres y hacia otras formas posibles de sexualidad, para hacer del espacio físico un producto de ideas que vienen de cuerpos.

A las mujeres nos deben el reconocimiento porque nos deben también las oportunidades. No están escondidas, sino aisladas y casi prohibidas. En un espacio artístico mixto como este, hablar de las mujeres no sobra y, en cambio, sí falta. Las mujeres se escuchan, no solo se ven, y las fotografías también.

Marea verde, Montserrat Rodríguez

 

Alumnos y alumnas que expusieron en #LaHabitaciónOscura:

Alfredo Escalante

Alma Acosta

Aly Camara

Ana Mejía

Ana Munguía

Andrea Valero

Arlenn Mendoza

Carlos Balderas

Cecilia Vázquez

Cinthia Castillo

Citlaly Esmeralda

Edwin León

Elliot Rodríguez

Irwin Flores

Jael Cervantes

Joaquín Arias

Kevin Cortez

Kevin López

Lizeth Rodríguez

Luis Manuel Rodríguez

Marcela Contreras

María Guadalupe Llanas

María Guadalupe Rivas

Mariana Garza

Miguel Morales

Montserrat Rodríguez

Oliver Aikpa

Oswaldo Castillo

Perla Ponce

Raymundo Crespo

Valeria Cuéllar

Yadira Mendoza

Zaira Ruvalcava

Posted by Cristina Flores

Estudiante de los procesos comunicativos. Periodismo Feminista. Mención Honorífica en Festival CineMA. Publicaciones y selecciones en otros festivales en México y España.