Como amante del vino y simple mortal, es decir, no siendo sommelier, enóloga o chef; leo un montón de mitos sobre vino, y también sigo a un sinnúmero de cuentas y marcas de vinos por puro y mero placer. Wine Folly es el resultado de esa búsqueda, y no solo les recomiendo su libro: “The Essencial Guide to Wine”, sino también su blog, que además de ser súper bonito visualmente, tiene información increíble,  una verdadera joya. Por eso, les traigo en español uno de los artículos que más me ha gustado.

11 cosas sobre el vino que deberías dejar de decir…

Tarde o temprano durante tu camino por el mundo del vino, vas a toparte con cierto tipo de personas, que dicen cierto tipo de comentarios. Tal vez lo hagan por parecer “refinados” o “elegantes”, sin embargo, es más que claro que muchos de ellos lo hacen por “algo más”.

Algunas de lo que podrías escuchar de ellos son:

  1. “Yo solo tomo…” / “Yo nunca tomo…”

No hay manera alguna de que esta frase termine bien. ¡El mundo del vino es tan grande! Hay más de 1,400 variedades de uvas distintas y miles de regiones vinícolas. ¿Por qué alguien se limitaría a una simple fracción de todo este mundo?, simplemente no tiene sentido.

Tal vez no sea gran cosa, tal vez están pasando por una fase y ellos ni siquiera lo saben.

2. “De hecho, su correcta pronunciación es…”

Pronunciar Alicante Bouschet, Gewürztraminer y Txakoli (Txakolina) sin sudar ni una gota es sor-pren-den-te. Pero, ¿sabes qué es más sorprendente aún? Molestar a la gente y hacerle pasar un mal rato si lo pronuncian mal. Dios sabe que nadie lo pronuncia bien la primera vez.

3. “¿Vinos dulces?, ¿cuántos años tienes? ¿5?”

Somos adultos, y los adultos tienen todo el derecho de disfrutar vinos como el Oporto, Sauternes y Tokaji Aszú, vinos dulces que de hecho están considerados como parte de los vinos más complejos y venerados en el mundo. Sí, así como lo lees, estos vinos, que resultan ser los que introducen a la gente al mundo de los vinícola tienden a ser muy dulces, entonces podemos entender porqué se cree que son solo para “principiantes”. Es curioso cómo esa percepción puede cambiar cuando te adentras al mundo del vino.

4. “Eww…¿vinos con taparosca? ¡Paso!”

Es muy común encontrar vinos de Australia o Nueva Zelanda con taparosca. Lejos de ser algo negativo, este tipo de taparoscas demuestran que los vinos añejados se preservan perfectamente, incluso sin la necesidad de almacenar las botellas de lado.

¿Por qué alguien dejaría que una infundada preferencia en el tapón de las botellas le impidiera probar increíbles vinos?

5. “Este…los vinos blancos no deberían dejarse añejar”

Claro, la mayoría de los vinos blancos no están hechos para largos periodos de almacenamiento, pero muchos tintos tampoco deberían dejarse añejar tanto tiempo. Sin embargo, cuando se trata de las mejores Champañas, Bordeaux blancos, Burgundy blancos, Rioja blancos, Soave italianos o Riesling alemán, descubrirás que desarrollan sabores increíblemente ricos con el paso de un poco de tiempo.

6. “¡No estoy tomando un #$&@… Merlot!”

Ok, incluso ahora, ésta resulta una frase chistosa. Lo que no lo es, es descartar algunos de los más grandes y aclamados vinos sin una razón real. Además, si nos guiamos por una referencia de la película “Entre copas” o “Sideways” en inglés, el secreto irónico fue que el protagonista (Miles), deseaba una botella del año 1961 Chateau Cheval Blanc, que es una mezcla de Merlot y St. Emilion. Incluso el protagonista amaba el Merlot.

Si eres tú quien dice esto, o conoce a alguien que lo hace, les recomendamos ver películas recientes que hablan sobre vino, podrían aprender mucho de ellas.

7. “La Champaña no es Champaña a menos que sea de la región”

Aunque es cierto que la Champaña puede venir únicamente de la región de Champagne en Francia, también representa la palabra universal para los principiantes que define al vino espumoso, y lo ha sido así durante mucho tiempo.

Entonces, en lugar de atacar a la gente con tus burbujas de conocimiento, primero deja que prueben, ya luego podrán aprender, además, estamos seguros de que el vino espumoso podrá ayudarlos a estar todos en un mejor mood de enseñanza y aprendizaje.

8. “NUNCA, pero nunca marides vino tinto con pescado” (Uno de los mitos sobre vino más comunes)

Creo que hablamos en nombre de los vinos con uvas Pinot Noir, Gamay y Beaujolais cuando decimos: “Excuse moi?”

Si quieres saber más sobre cómo maridar vino con pescados, lee este increíble artículo de Wine Folly aquí.

9. “¿Cómo sabes que tiene sabor a…?” / “¿Alguna vez has probado una pelota de basquetbol?…Lo dudo”

Una nota característica de un Tempranillo añejado, y que es comúnmente mencionada por enólogos expertos alrededor del mundo es “cuero”. ¿Acaso estos expertos en vino se sientan con una pelota de basquetbol o una llanta a roerla? Realmente lo dudamos.

Regularmente promovemos que la gente pruebe diferentes sabores, no solo vino, sino diferentes tipos de alimentos: vegetales, animales y/o minerales, de esta forma la gente puede ampliar la capacidad de su paladar. Sin embargo, es importante que sepas algo: oler tiene un impacto enorme en la capacidad de saborear. Esto es ideal para las cosas que aún no has probado, por lo que olerlas te ayuda a relacionarlas de alguna manera.

10. “Solo hay un tipo de vino: el tinto”

Celebra o alaba al vino tinto todo lo que quieras, tendrás muchos que te apoyaremos…para, inmediatamente después, alabar al Viognier, Assyrtiko y Albariño. Todos son increíbles, todos de diferentes maneras.

11. “Este vino sabe a niebla matutina bajando por las laderas, transformándose en gotas de rocío sobre el pasto fresco…”

No es que se trate de una mala definición del vino, pero relajémonos un poco, estamos disfrutándolo, no se trata de escribir una novela. ¡Ojo!, no hay respuestas correctas o incorrectas, sobre todo tomando en cuenta que se trata de algo relativo al gusto de cada quien. Lo importante es recordar cada una de las sensaciones que experimentas al beber.

Otra cosa muy importante es que puedas poner tu experiencia del vino en palabras que puedas cuantificar: sabores reales, algo más o menos específico que se pueda definir.

Encuentra el artículo original y escrito por Vincent Rendoni para Wine Folly, dando clic aquí.

En fin, hay tantas personas diciendo tantas cosas sobre vino, que podríamos hacer una gran lista, yo por ejemplo, escucho con mucha regularidad las siguientes:

  • Los vinos caros y añejados son mejores. No necesariamente.
  • Si vas a cocinar con vino, cocina con uno barato. No es la mejor idea, con la cocción los sabores se intensifican, así que, ¿de verdad quieres estropear el sabor de tu comida con un vino que no te gusta
  • Abre la botella cuanto antes para que se oxigene. Tristemente para quienes lo piensan, hacerlo en la botella no es suficiente, tal vez se están perdiendo de un gran sabor por no usar un decantador, por ejemplo.
  • Tomar vino es típico de gente presumida y conocedora. Pues no, no necesariamente; es muy común amar la cultura del vino sin haber recibido una educación formal sobre el mismo. Se aprende probando, preguntando y volviendo a probar; y eso, se encuentra al alcance de todos.

Seguramente este artículo tendrá parte II, lo que espero en este ínter es que nos ayude a todos a dejar los mitos sobre el vino o a querer corregir a gente que apenas se adentra en este mundo. Todos comenzamos en algún punto, ¿no lo crees?

Si eres uno de los que se siente atraído por el mundo de las uvas, deja de lado los mitos sobre vino, por el contrario, te recomiendo echarle un ojito a este artículo que seguro te será de utilidad: Guía básica para disfrutar tu primera botella de vino.

¡Salud!

Posted by Myrla Treviño

Deja un comentario