Se dice que una película no basta solamente con tener los elementos técnicos en orden para que sea catalogada como una pieza interesante; también es parte del esquema el que nos atraiga y que nos deje pensando al final de la función, aunque sea por algunos minutos. Lo técnico se aprende, pero las ideas se forman a través de un proceso mucho más elaborado; es claro que Compadres [dirección: Enrique Begne. País: México. Año: 2016] cumple con los aspectos técnicos necesarios de una producción cinematográfica que está apostando bastante, con el objetivo de llegar al público por medio de chistes simplones, forzados y de la popularidad de Omar Chaparro.

El largometraje cuenta una historia que está rodeada de acción, amor, amistad y algunas escenas relacionadas con evacuaciones del cuerpo humano bastante explícitas. Me atrevo a pensar que esta película está hecha con el fin de resaltar la imagen de Omar Chaparro, brindándole características de un buen policía, al cual las mujeres no se le pueden resistir y los hombres, por su parte, le envidian secretamente; no en vano es que Omar tiene un papel muy importante dentro de la producción de este proyecto.

estreno-compadres-624x351

Durante los minutos que se está frente a la pantalla, es difícil que se pueda lograr y contagiar al público de la química entre los dos personajes de la película, Garza y el hacker gringo, de hecho ni siquiera, al final del film, se siente emoción alguna: el policía Garza le dice esa palabra tan esperada al hacker gringo, quedándose en el aire el intento de lograr una pareja al estilo de viejas películas, donde los protagonistas totalmente opuestos logran establecer un fuerte vínculo de amistad en el desenlace.

Lo que también resulta evidente es el elenco, teniendo como resultado un licuado de “tutti frutti” o algo así como no dar paso sin huarache: desde Espinoza Paz y Adrián Uribe, hasta Joaquín Cosío (teniendo como referencia algunos de sus papeles en producciones anteriores). Su finalidad es que si en algún momento la película te aburre o desagrada, puedes poner más atención a la pantalla al ver a alguno de estos personajes tan marcados en nuestro imaginario colectivo.

Algunas escenas de pasión entre Omar y Aislinn tienen el estilo, en todo sentido, de películas como las de Michael Bay, con la intención de ir presentando y formando a un héroe, con una estética predeterminada del director mencionado en este párrafo.

compadres

He leído una o dos notas donde afirman que Compadres es la mejor película de acción que se ha hecho, entre otras notas que apuntan hacia la misma idea: yo me opongo totalmente a esa postura, prefiero ver películas de los famosos Almada.

Si de verdad quieren a su compadre, no lo lleven a ver esta película, tengo la certeza de que podrán encontrar alguna película que ofrezca mucho más, o bien, es mejor opción ir a la cantina después de ver Compadres, por algo de alcohol para el mal sabor de boca.

0905_pelicula-compadres_620x350

Posted by Doctor Caligari

Deja un comentario