Había pospuesto este tema ya desde hace unas semanas, porque no sabía como abordarlo sin politizarlo, porque este es un espacio de libre expresión como lo es de entretenimiento y sé que puede ser controversial, sin embargo, la manera de verlo hoy es muy humanista.

El viernes pasado, 13 de noviembre, se sucitaron hechos terroristas en París, Francia,  generando un movimiento internacional, en general, de solidaridad con los de aquel país; y algo que llamó mi atención fue la respuesta en redes sociales de los mexicanos en particular, al menos varios de mis contactos en facebook lanzaban ataques contra aquellos que expresaban sus condolencias a los franceses reclamando su poco interés por la violencia en nuestro país, volcando emociones a favor y en contra no de lo sucedido sino de las muestras de afecto que se desataron a raíz de los ataques hacia el país galo.

Ayotzinapa-Noruega je suis ayotzinapa
Con respecto a esto es que a mi mente vino el tema de La Otredad, es decir del otro, de cómo se mira la realidad del otro y puede ser indiferente para los demás, hasta que vivimos algo similar que nos “hermana” en los sentimientos adversos que una situación de violencia genera en el imaginario colectivo.

Si lo que vemos es ajeno entonces “que bueno que pasó” o, simple y sencillamente, ignoramos lo acontecido, pero si tenemos la mala suerte de experimentarlo, como decimos comúnmente, nos ponemos en los zapatos de otro, podemos entender el dolor o la emoción que cause lo ocurrido.

colores_por_francia4
A mí también me han hecho sentir rabia cuando alguien se expresa con indolencia, digamos, por los muertos del 68, o los de Ayotzinapa, por mencionar algunos temas, y sin embargo, debo entender que sus realidades son muy diferentes, pero ¿qué pasaría si alguien cercano a ellos es atacado o muerto en una situación de esa naturaleza?, ¿actuarían con la misma frialdad?, ¿se expresarían de la manera en que lo hacen? si ellos vivieran un acontecimiento similar su pensamiento cambiaría, serían empáticos con el dolor DEL OTRO.

Nosotros como pueblo, como sociedad, hemos vivido muchas tragedias que no deben ser minimizadas, olvidadas o ignoradas y por eso podemos solidarizarnos con otras naciones en desgracia, porque sabemos lo que es ser vulnerables, estar en los zapatos del otro y pienso que es válido expresar empatía, y así como se muestra con aquellos, puede ser mostrada con los nuestros.

bolivia ayotzinapa _sydneyoperatributet18812611_c1942ee4
Ahora, existen los que prefieren evadir la realidad social en la que viven y concentrarse en sus pequeños mundos, también es válido, pero es hora de ponerse en el espejo del otro, no porque esperemos que una desgracia ocurra, si no porque la conciencia y raciocinio es lo que nos diferencia de los demás seres de este planeta, porque la humanidad, ser humano, es lo que nos une.

No deberíamos dejar que las diferencias raciales, lingüísticas, religiosas y políticas nos enfrenten, eso es lo que quieren los que ostentan o desean el poder, separar no unir. Cuando entendamos eso, podremos decidir si el de enfrente “es malo” o “lo merece”, al hacerlo nos daremos cuenta que nuestro color, idioma, raza o religión no nos define, nos define nuestra humanidad y la empatía por la misma, o es lo que debería ser.

nacimos humanos

Nacimos humanos… lo que el mundo necesita es amor y comprensión.

Recomendación, dense una vuelta por el Museo de Memoria y Tolerancia, verán que los holocaustos suceden a diario y que nosotros, con la conciencia del otro, podemos evitar que sigan sucediendo.

BRENDA A.

Posted by Brenda A

Deja un comentario