Chiquillos y chiquillas, pensarán por qué una feria en nuestro breviario, pues porque todas las expresiones artísticas de una sociedad son considerados como cultura material, de modo que conocer las tradiciones que ocurren en los diversos lugares del país es importante.

 Un HUIPIL o güipil es una blusa o vestido sin mangas, bordados con detalles muy coloridos, y son usados, principalmente, por las mujeres indígenas. En náhuatl huipilli  significa blusa o vestido adornado.

Para celebrar a ésta prenda se realiza cada año en el mes de octubre, este año fue del 1 al 6 de octubre, La Feria del Huipil en Cuetzalan del Progreso, pueblo mágico encarnado en la Sierra Poblana, y si no han ido no saben de lo que se han perdido, ya les platicaré después de este maravilloso lugar.

La Feria del Huipil inicia en pro de preservar las tradiciones de las comunidades indígenas de la Sierra Norte de Puebla y fue impulsada por el entonces presidente municipal de Cuetzalan, el sr. Agustín Germán Márquez Sánchez, esta tradición data de 1962; a la par se conmemora La Feria Nacional del Café.

huipil

Y, aunque el café es un producto principal del lugar, el huipil, prenda muy representativa de las mujeres indígenas, se convirtió en el estandarte de las festividades del pueblo de Cuetzalan.

En la feria se corona a una representante de las 12 comunidades pertenecientes a Cuetzalan del Progreso, las “concursantes” a este honor deben ser autóctonas, hablar español y náhuatl, que es su lengua materna, portar el traje típico de la región y utilizan un tocado, llamado machtahuatl, que puede medir hasta 50 cm  de alto.

FullSizeRender

El jurado elige a la que mejor porta el traje y en lugar de corona se le coloca un huipil, y se realiza el ritual de coronación con las danzas autóctonas como los Quetzales, los Voladores, los Toreadores y los Santiagos, en honor a la nueva reina y en representación de la región Totonacapan que se comparte con Veracruz.

cuetzalan-turismo-zardoni7_53c79owr

La festividad se acompaña de tradiciones y color, los artesanos llenan las calles con sus productos, se presentan grupos musicales, obras de teatro y por supuesto, el esplendor del pueblo mágico Cuetzalan.

Así que ya saben, La Feria del Huipil en Cuetzalan es parte de nuestra basta cultura, debe ser una experiencia de vida poder experimentar una celebración de este tipo, quedan toooodos invitados a asistir el próximo año, claro que pueden ir antes, visitar el pueblo, disfrutar de sus atractivos y regresar para la feria y les recomiendo que lo hagan con #ToursMágicos, no se van a arrepentir.

Brenda A.

 

 

 

 

 

 

Posted by Brenda A

Deja un comentario