El universo cinemático de Marvel sigue creciendo. Para algunos comienza a parecer cada nueva película repetitiva, incluso monótona para los más exigentes. En una opinión personal, considero a Black Panther una agradable sorpresa (como me sucedió en su momento con Ant-Man).

Si bien, soy un lector habitual de comics, debo confesar que pocas veces en mis andanzas me he cruzado con el personaje; y sin embargo, la película me gustó, aunque no supera a mi juicio a la mejor lograda hasta ahora: Captain America & The Winter Soldier.

Fue una experiencia agradable ver una historia protagonizada por un personaje de  color por primera vez en esta nueva era. Y lo mejor es que está bien tratada, con un trasfondo cultural, político y racial incluido de una forma sutil pero con un mensaje claro.

Y bien, le llegó el momento al  primer personaje de color de la Casa de la ideas, creado en 1966 por Stan Lee Y Jack Kirby de tomar la pantalla grande. Dirigida por Ryan Coogler y co-escrita por Joe Robert Cole, Black Panther es la última película en estrenarse antes del gran evento: Avengers: Infinity War. Está protagonizada por Chadwick Boseman como el príncipe T’Challa, Michael B. Jordan como Erik Killmonger y Lupita Nyong’o como Nakia.

Resulta refrescante a la vista ver como el personaje se desenvuelve entre su entorno de amigos, familia y enemigos por igual, aportando más que otros filmes al universo Marvel y echando a volar la imaginación, pensando si habrá más películas de Black Panther a más de un seguidor.

Durante siglos, la nación africana de Wakanda ha vivido secretamente en un desarrollo social y tecnológico asombroso, gracias a que en sus regiones se encuentra uno de los materiales más valiosos y misteriosos de la tierra: El Vibranio. Han decidido proteger sus intereses y a su gente, mostrando un rostro ante el mundo de un país con bajo nivel económico mientras los demás países siguen su curso (negativo o positivo).

En la historia contemporánea del país sucede algo que cambiara la forma y posición del mismo ante los problemas del mundo: el padre de T’Challa (T’Chaka), durante su reinado en el siglo XX, toma una decisión cruel y fría con tal de proteger a su nación. Al hacer tal descubrimiento sobre su padre fallecido, el ahora Rey se ve obligado a enfrentarse a uno de los peligros más grandes para Wakanda, mientras libra una lucha interna con sus pensamientos al saber que su padre no fue el líder ideal que tanto admiraba.

Durante el desarrollo de la trama se logra mostrar el espectador todos los elementos y personajes que conforman el universo de Black Panther. Desde su inquieta y niña genio hermana Shuri (interpretada por la carismática Letitia Wright), su estoica madre Ramonda (encarnada por Angela Bassett), pasando por el gran amor de T’Challa: Nakia; o sus aliados y servidores en esa nación; como Okoye (miembro de las guerreras Dora Milaje; interpretada por Danai Gurira), W’Kabi (confidente y mejor amigo de T’Challa; interpretado por el versátil Daniel Kaluuya), el guía espiritual Zuri (Forest Whitaker) y el agente de la CIA Everett K. Ross (Martin Freeman), hasta llegar a sus enemigos como el cruel traficante Ulysses Klaue (interpretado por el genial Andy Serkis), M’Baku, líder de la tribu Jabari (encarnado por Winston Duke) y el villano principal: Killmonger.

 

Para mi gusto, Marvel Studios sigue conteniéndose en violencia para tratar de llevar al público un producto totalmente familiar; en consecuencia, añadiendo elementos como los chistes tan característicos que, igual no habrían sido necesarios.

 

No obstante, el trabajo final en el guion, actuaciones, interesantes efectos visuales y estéticos, así como las secuencias de acción sitúan al filme en una posición sobresaliente. Sin duda, ha dejado la mesa bien puesta para el plato fuerte de este año de La Casa de la Ideas: Infinity War (hasta ahora el proyecto más ambicioso de superhéroes en el cine).

En conclusión: buena película, sin llegar a la excelencia.

Posted by Aldo López

Acerca de mi persona les cuento que soy un apasionado de varios temas de investigación y entretenimiento, me fascina todo tipo de literatura que vaya desde los comics hasta las novelas de diferentes temáticas. Me gusta encontrar arte, creatividad o expresión en lo que observo y luego tratar de escribir sobre ello, investigar sobre personajes de ámbitos como la música, el cine, el arte e incluso históricos. También sobre las cosas o logros por los cuales son recordados e inmortalizados. Soy originario del Estado de Tamaulipas, I.S.C. de profesión, escritor de afición e investigador por convicción.

Deja aquí tu comentario 😎