“The Greatest Jackman”

Y es que la película contiene 3 elementos que aseguraban crear el musical perfecto. Talento, emociones y montones de colores. Pero el director Michael Gracey añadió un ingrediente extra al musical… Hugh Jackman. A quien engañamos… Hugh Jackman nació para interpretar a Wolverine y a cualquier personaje de cualquier musical de Hollywood y como olvidar que su carrera como actor comenzó  con papeles dentro de musicales, sin olvidar la excelente interpretación que tuvo en “Les miserables” hace 6 años.

Hugh Jackman, sin duda, es uno de los elementos principales para que este film funcionase, pues su experiencia, talento y carisma, cautivan a la audiencia. El gran sentido de emprendimiento, originalidad y ambición que caracterizan a P.T. Barnum, no llegaron a ser un gran reto para la magnífica interpretación de Jackman, que quizás nos haya entregado a uno de sus personajes más naturales en esta cinta.  A pesar de que muchos esperábamos la colaboración de Zac Efron en esta entrega. A mi gusto su papel deja mucho que desear, pues a pesar de los años que lleva en la industria, aun no logra quitarse la etiqueta del chico lindo de Hollywood, porque precisamente ese es su papel en este film, el chico guapo que viene de una familia adinerada, que carga con las expectativas de una sociedad que se deja llevar por los apellidos y la posición social. La pregunta principal es, ¿Cuándo los directores de Hollywood dejaran que Efron explote el potencial que nos dejó entre ver en “Me and Orson Welles”?

El soundtrack de la película es inspirador, te toca el corazón en cuanto conectas con los personajes y dejas que su dolor se vuelva el tuyo, sin mencionar que además de inspirador tiene letras con un gran sentido de autoestima, aceptación y ritmos alentadores, que automáticamente te hacen salir de la sala cantando el coro de “This is me”  o en el caso de mi novia, buscando el disco completo en Spotify para darle play en el coche.

Sin embargo, a pesar de todas las emociones que transmite “The Greatest Showman” por sus canciones, por los roles de sus personajes y por los problemas de época; en cuanto a dirección nos queda a deber pues a diferencia de otros musicales se quedó corta en la trama ya que tenía todo el potencial de presentar  una historia mucho más profunda que lo que nos mostró, en cierto modo, se queda plana en contenido,  personalmente pienso que le falto ese toque que “La la land” y “Les miserables” nos ofrecieron en el desenlace de sus historias.

The Greatest Showman” a pesar de sus fallas en cuanto a dirección, nos regaló una gran entrega en cuanto producción, esta vez llevada de la mano de Laurence Mark nominado al Academy Awards por “Jerry Maguire” (1997), Peter Chernin  y  Jenno Topping. En este film, el equipo de producción nos deleita con magnificas locaciones, desde el viejo centro de Nueva York hasta los teatros, mansiones y aunque en pocas tomas, paisajes que le dan mucha vida a la película, además destaco que la carpa de cine junto con el escenario siempre relucen, sea dentro o fuera de la pantalla grande.

Sin duda alguna “The Greatest Showman” es una cinta que no te puedes perder si buscas tener las emociones a flor de piel, pues P.T. Barnum además de enseñarte el sentido de la vida, te guiara por un camino de emprendimiento, entrega, convicción y principalmente pasión. “The Greatest Showman” es la cinta que te mostrara que no todo lo que brilla es oro y que la felicidad se encuentra donde la sonrisa del prójimo comienza, y que ésta, es una moneda de cambio invaluable.

Discútelo con la pantalla y déjanos tu comentario.

Posted by Juan Carlos

Deja un comentario