Menú
Música / Novedades

Barrett: Diamante loco, sigue brillando (Parte I).

El pasado 6 de Enero se cumplieron 69 años del nacimiento del primer líder y compositor principal de la legendaria banda de rock británica Pink Floyd. Syd Barrett, quien en su corta carrera influenció y marcó una época en la historia de la música, es recordado por la brillante primera etapa del grupo y su posterior desaparición de la escena musical debido a problemas con las drogas y deterioro mental.  Dejando a un lado cualquier mito, este articulo pretender recorrer y explorar su herencia al mundo del rock.

Syd y su hermana

Su nombre completo fue Roger Keith Barret, nacido en Cambridge, Inglaterra, siendo el tercero de cinco hijos. Desde muy temprana edad fue motivado por sus padres a las artes. A la edad de siete años ya destacaba en los eventos culturales de la escuela primaria. Desde pequeño tocaba el piano, el ukulele y el banjo pero disfrutaba más de la pintura y la poesía.

Syd en la adolescencia

Ya en la adolescencia, su pasión comenzaría a ser la música, comprando a los catorce años su primera guitarra acústica y un año después una eléctrica. Él mismo construyo su amplificador y formo su primer grupo musical influenciados por el Rhythm & Blues y dedicados a tocar covers. El apodo de “Syd” lo tomaría del nombre de un músico de jazz bajista de su localidad llamado Sid “the beat” Barrett, aunque también se dice que fue un apodo dado por sus compañeros del campamento scout. Las personas cercanas a él lo describían como alguien de magnética personalidad, gran carisma, dedicado amigo, amoroso novio y excelente sentido del humor con una pasión envidiable por el arte.

Syd y su familia

En 1961 fallece su padre a causa de cáncer, marcando en cierta forma su personalidad. En esta época ingresa a la escuela secundaria y se reencuentra con un compañero de la infancia: Roger Waters, del cual se vuelve amigo. En 1962 conoce a quien le enseña a tocar sus primeros acordes: David Gilmour, támbien conoce a Bob Klose. En ese mismo tiempo comienza a escuchar, influirse y acudir a conciertos de grupos como The Beatles, asiste con su novia en aquel entonces Libby Gausden a un concierto de The Rolling Stones y a otro de Bob Dylan, inspirado escribe sus primeros temas: Effervescing Elephant y Bob Dylan blues.

 Primer alineación de Pink Floyd

Pasados unos años, después de ir por diferentes caminos, en 1964 Syd y sus amigos se encuentran en Londres durante sus estudios universitarios para formar después de varios cambios de nombre, la adición de Richard Wright, Nick Mason y la salida de Bob Klose definitivamente a Pink Floyd en 1965. Ya en está época Barrett comienza a experimentar con el LSD.

Después de tocar en el ambiente undergroud, logran en 1966 llamar la atención de su primer representante: Peter Jener. El gran paso a la fama iniciaría cuando el productor Joe Boyd los escucharía y produciría, lanzándose su primer sencillo con la disquera EMI en 1967: Arnold Layne. Se trataba de una canción que aun debía en su sonido al pop sesentero pero que con la letra tan inusual acerca de un hombre  que robaba ropa femenina de tendederos a la luz de la luna, relatado de una forma sofisticada y fantástica como solo Barrett sabía hacerlo, adquiría un estilo muy diferente a la bandas de aquellos años. La combinación de el bajo, guitarra, batería, percusiones y principalmente del órgano era de llamar la atención. Se puede percibir ya cierta psicodelia en la pieza.

Arnold Layne tiene un extraño hobbie;

toma prestadas prendas al rayo de la luna,

pero no son de su genero, igual le quedan bien.

Sobre la pared cuelga un espejo alto;

Distorsiona la vista, y en el reflejo se ve como una nena triste.

Oh Arnold Layne, las cosas no son asi,

tardas en darte cuenta, en darte
cuenta..

¿Porque no puedes verlo?

Arnold Layne, Arnold Layne, Arnold Layne…

Ahora se volvio un tipo denso, y lo atraparon.

Las rejas suenan, presos encadenados, el odia eso.

Oh Arnold Layne, las cosas no son asi,

tardas en darte cuenta, en darte cuenta…

¿Porque no puedes verlo?

Arnold Layne, Arnold Layne, Arnold Layne…

Arnold Layne, no lo hagas de nuevo.

El siguiente sencillo en ser lanzado fue See Emily Play. Se trata de una melodía con una letra dulce que habla sobre la impresión de Barrett al conocer una chica mientras estaba en un bosque, bajo los efectos de alguna droga psicodélica. Se dice que quien inspiró la letra fue la escultora británica Emily Young. Con una musicalización basada nuevamente en el órgano y sus diferentes efectos que a mitad de la canción protagoniza por completo, ya se perciben aquí los insistentes riffs de guitarra que más tarde dominarian en la música de Syd Barrett.

 

Pink Floyd

Ese mismo año, producidos por Norman Smith, el grupo lanza su primer álbum: The Piper at the Gates of Dawn, considerado una de las obras más influyentes de la música en varios subgenéros  del rock como la  psicodelia y el space rock. Las influencias literarias en las que Barrett se sumergía iban desde los cuentos de los hermanos Grimm, la obras de J.R. Tolkien: El Hobbit y El Señor de los Anillos, de Carlos Castaneda: Las enseñanzas de Don Juan Matus, hasta el libro de la filosofía I-Ching. Muy probablemente se inspiró en estas lecturas para crear varios de los temas de este álbum, impregnado de fantasía y relatos del cuál el titulo támbien hace referencia a una novela llamada El viento en los sauces de Kenneth Grahame.

The Piper At The Gates of Dawn

El tema que incia el álbum es Astronomy Domine, un track de corte oscuro que incia con una voz que parece caer del espacio exterior recitando nombres de estrellas en el cosmos para despúes intervenir efectos que hacen más espacial la atmósfera, en la que comienzan sigilosa y misteriosamente a colarse las guitarras, acompañadas de la voz y letras de Barrett describiendo un escenario fantástico, la batería y el siniestro sonido del organo lo vuelven un tema que atrapa de inmediato y envuelve conforme avanza y crece.

 

La segunda canción es Lucifer Sam, un tema que desde el comienzo explora efectos sonoros y una atmósfera támbien oscura con la guitarra como base y una máquina de eco, resultando un tema totalmente bailable apoyado en la batería y dandó su climáx en el órgano, esta vez más rodeado de efectos que nunca con un Barrett que relata las andanzas de un gato que no es otro más que su mascota, támbien menciona a una chica llamada Jennifer Gentle, la cuál se supone hace referencia a su novia en aquel entonces. Resulta totalmente ritmica esta pieza y de las letras más ingeniosas del álbum.

 

El tercer tema es Matilda Mother, aquí Barrett hace viajar su imaginación hasta la infancia, como si recordara un cuento que le leía su madre. La letra es totalmente fantástica y envuelta en una musicalización basada al principio en el órgano para poco a poco irse agregando las guitarras, bajo y batería. Desde el principio atrapa el escucha, como anunciando que una historia épica está a punto de comenzar. Conforme el tema avanza se va volviendo más melódico, alejandose de las canciones  que la anteceden.

Hasta aquí la primer parte del articulo, en la siguiente publicación se seguirán explorando los temas de este álbum de culto en el cual Barrett dejó grandes influencias e inquietudes sonoras no solo a Pink Floyd sino a varios artistas de su época y futuros…

Fuente de traducción de Arnold Layne: blogsdelagente.com/dominioastronomico

Fuente fotografías: sydbarrett.net,  fanpop.com/clubs/syd-barrett

Fuente videos subtitulados: youtube.com/user/RafaelDivoz

About Author

Acerca de mi persona les cuento que soy un apasionado de varios temas de investigación y entretenimiento, me fascina todo tipo de literatura que vaya desde los comics hasta las novelas de diferentes temáticas. Me gusta encontrar arte, creatividad o expresión en lo que observo y luego tratar de escribir sobre ello, investigar sobre personajes de ámbitos como la música, el cine, el arte e incluso históricos. También sobre las cosas o logros por los cuales son recordados e inmortalizados. Soy originario del Estado de Tamaulipas, I.S.C. de profesión, escritor de afición e investigador por convicción.

No Comments

    Deja un comentario