Menú
Sin categoría

Mientras más leo y pregunto, más dudas tengo.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”  

– Miguel de Cervantes-

Casas, autos, escuela, trabajo, viajes, entre otras cosas, sabemos que son excelentes inversiones, pero todavía algunos, piensan que leer no es buena inversión,  ¡pero claro que lo es! más que de dinero, de tiempo que es más valioso aún.

Según la Encuesta Nacional de Lectura (2012) los Mexicanos leemos casi casi 3 libros al año, es decir, 1 libro al cuatrimestre, ¿Pues qué leemos? ¿La Biblia? ¿En busca del tiempo perdido de Marcel Proust? ¿O por qué tanto tiempo en un libro?

La Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura declaró que en el 55% de las casas mexicanas hay solamente 10 libros, apostaría que en algunos hogares existen más televisiones que libros. Por que los contenidos que hay en televisión entre más huecos son, más resuenan.

“Debe ser bienvenida  la apertura y la mayor competencia, en un país donde siempre ha sido mucho más cerrada la televisión abierta” 

–Roberto Gómez Junco-

imagen1

 

Lo impactante es que sin ver alguna encuesta realizada, se puede concluir que  son muchas más las personas que piensan que leer es aburrido.

Se podría decir, que en nuestra educación, nos enseñaron a leer pero no a comprender ni a dudar de la información, siempre era creerle solo al maestro/a; que aunque hay unos excelentes hay otros indeseables y no porque sea difícil su materia sino porque no era permitido buscar  en otras fuentes que no fueran las ya establecidas, imposible contradecir o aprender de otra manera, porque hay que ser sinceros, la escritura demuestra tu lectura. No importa si tienes un título, estudios de postgrado, un buen sueldo, etc. Si encuentras a alguien con graves faltas de ortografía, es porque no lee.

Es una ola que en la actualidad choca contra otra,  hay  personas que poco a poco retoman el hábito de la lectura, porque es un hábito  y de los buenos. A algunos no se nos inculcó de buena manera la lectura, si no que aparece hasta que abrimos un libro que nos ha elegido.  A mí en lo personal me gusta pensar que los libros te eligen, que hay grandes historias escondidas entre hojas, que ya están escritas como un futuro que tenemos que vivirlo o en su caso, leerlo.

Porque leer te informa y te nutre la mente, es una fuente de información, como si estuvieras hablando con el autor, frente a frente.

imagench

 

Hablando de información y de dudar, cambiando un poco de tema creo que es inmensa y fructífera  la apertura de información que se ha creado con la llegada de las redes sociales a la vida de todos, la gente observa, anda y lee mucho más, que eso es excelente, comparte ideas, ofrece cosas productivas para que a los demás nos llegue información, nos guste o la compartamos, lo mejor de todo es que han nacido un sinfín de fuentes de información veraz,  ¡SÍ VERAZ! porque todavía hay uno que otro despistado que se cree toda las cosas que lee. Les comparto una experiencia:   una persona ya con estudios de maestría eh, MAESTRÍA, llegó espantadísima diciendo que: ¿Cómo iba a ser posible que vendieramos el himno nacional a los chinos? Después de analizar le preguntaron: ¿Lo vio en el Deforma.com verdad? –Si muchachos, ¿Ustedes también lo vieron? ¡Hay que hacer algo!-
Imagen.2

Lo demás ya ni se los cuento, creo que se imaginan lo que pasó, pero bueno, aterrizando la idea, por una parte, con las redes sociales empezamos a conocer un mundo de información, sin embargo, por otra parte, a veces no hay una buena enseñanza  para dudar de la información, de buscar en varias fuentes, porque no  nos enseñan a investigar, a quitarnos ese miedo a preguntar, a tener un criterio propio, aún no se enseña de excelente manera a conocer un tema, a sacar conclusiones propias y defender  nuestras ideas.

Deberían multar a las personas que en Enero presumían que iban a leer un libro al mes durante todo el año, se tomaban fotos diarias en Instagram para presumir que leían, y en febrero se les acabó la inspiración. O los que en twitter empiezan con #Pagina2de365 y en abril ya no hay más páginas que vivir…

“Lee y conducirás, no leas y serás conducido.”

Teresa de Jesús-

imagen3

¿Apoco no han visto en las redes sociales que la gente no lee? Obviamente la mejor forma de saber que no leen como ya lo comente es su forma de escribir, porque aún hay gente que usa “q” o “k” para referirse a la palabra  que, o no sabe la diferencia entre ay, ahí y hay, o ves y vez… Personalmente no me la creo que eso de que esa escritura se haya adoptado al llegar las redes sociales, la neta  es por la falta de lectura.

Vivimos en el choque cultural de unas generaciones con otras, en todos los sentidos, donde la creatividad parece que está peleada con lo “cuadrado”, donde la innovación y tecnología está peleada con algunas personas, y tristemente inalcanzable para otras así que los que si la conocen saben que o se actualizan o se quedan.

foto2

Se piensa que solo por estudiar y quedarte solo con tu título, ya mereces un excelente trabajo y sueldo competitivo, pero eso no mereces si no sigues invirtiendo en tu educación, sin actualizarte de la mejor manera, que es leyendo, por más antiguo que sea una lectura o libro.

Hacer es el nuevo decir.

–Dulcinea Mireles-

imagen 3

Pero bueno ya me estoy perdiendo del tema principal ¿verdad? (cantinfleo mucho) pero  lo que les digo es  que actúen de acuerdo a sus propias  ideas, busquen y saquen conclusiones, no se queden sólo con lo que les dicen los demás; esta mentalidad  de querer más y más desde mi punto de vista se crea con el hábito de la lectura, no se vale solo hablar y no hacer nada, OBVIAMENTE, duden también de esto que acaban de leer…

Gracias

Fernando Daniel Benitez Yudiche

@f_erbenitez

 

About Author

Mercatodologo que le gusta conocer, ajedrez, deportes y una fiesta que se atraviese con los amigos . No me enojo, no corro, no empujo. Me fijo en lo que pasa y se los platico. Puma de corazón que no estudia en la U.N.A.M. Leo mucho y ando mucho, veo mucho y no se mucho.

3 Comments

    Deja un comentario