Menú
Cine / Novedades

#LaReseña: Brooklyn

Una cinta que, a pesar de ser drama, tiene tintes de comedia romántica que la hacen agradable en todo momento. No hay sobreexplotación de cursilerias o momentos forzados. El romance perfecto de manera natural.

Brooklyn3

Cuando pensamos en una película romántica, generalmente imaginamos situaciones exageradas acompañadas de personajes poco creíbles. Siempre les va bien o sus problemas son demasiado superficiales. Afortunadamente, Brooklyn nos regala una historia fresca y agradable. Todo lo que vemos se da de manera natural y no encontramos situaciones forzadas como antes se ha hecho.

La película nos cuenta la historia de una chica irlandesa de nombre Eilis (Saoirse Ronan), quien en los años 50, tuvo que emigrar hacia los Estados Unidos en busca de un mejor futuro. Para ello tiene que dejar a su hermana en Irlanda quien ahora tiene la responsabilidad de cuidar a su madre. Al principio Eilis se siente sola; extraña a su familia y le cuesta mucho trabajo acostumbrarse a su nueva vida. Esto le hará dudar si realmente esta es la vida que tanto anhela.

Conforme pasa el tiempo, ella conoce a un chico italiano que, luego de varias citas, comenzará a enamorarse de él. Esto le permite encontrar la estabilidad que tanto buscaba, tanto en su vida personal como en la laboral. Cuando todo marchaba como ella quería, una noticia desde Irlanda la obligará a dejar su vida en Estados Unidos y regresar a su hogar. En este nuevo viaje encontrará que la vida que tenía antes ha cambiado y que también puede prosperar en su tierra natal.

2015, BROOKLYN

Es aquí donde se encuentra con un nuevo pretendiente que le hará saber que puede tener una vida igual o mejor que la estaba haciendo en Estados Unidos. Su familia y amigos, que no saben sobre la relación en Brooklyn, le aconsejan que se case con el joven irlandés con el fin de que se quede en casa. Eilis tendrá que tomar una decisión que puede definir para siempre su vida.

Después de esta breve reseña, puedo decir que Brooklyn es de las poca películas románticas que he visto que no me satura de cosas vagas o sin sentido. Lo que más aprecié es su sutileza para contar cada detalle, no hubo necesidad que los personajes se la pasaran diciendo frases de “facebook” para convencerme que realmente había química entre ellos. Los problemas que aparecen en la cinta son creíbles, se dan de manera natural y no son los típicos problemas de “me quiere no me quiere”.

Brooklyn4

La calidad de la película es increíble, nunca habrá algo que se salga de contexto o que pueda alterar el paso de la historia. Trata de ser sencilla pero a la vez magnifica. Tal vez, en otro año, pude ser seria candidata al Oscar. Lamentablemente compite con películas de mucho mayor peso aunque esto no debe ser un impedimento para decir que Brooklyn es una de las mejores películas del año.

Saoirse Ronan es encantadora, tiene una mirada que proyecta diferentes sentimientos sin necesidad de saturarnos con diálogos largos que se convierten en “mini novelas” aparte. Lleva el peso de la película gracias a su gran actuación por la cual, pienso, debe ser recompensada con el Oscar.

Brooklyn es el ejemplo de cómo se deben hacer las películas románticas, no hay necesidad de personajes perfectos en situaciones poco creíbles, hay que optar por la sutiliza, la común, lo natural.

No Comments

    Deja un comentario