… si ya estás casado o vives en unión libre también te interesa.

Hay veces que nos unimos en matrimonio o unión libre (que para el caso es lo mismo y quien piense que no, lo reto a que lo haga, verá que las responsabilidades son las mismas) sin realmente saber ser pareja; aunque todo tiene su excepción, hay un no sé qué, que qué sé yo que nos cambia y esos ajustes, además de la convivencia diaria, complican la relación, algunas sobreviven satisfactoriamente, otras sólo sobreviven y algunas no son duraderas.

He escuchado “no importa si hay que manipular, rogar o hacerse la histérica mientras obtengamos lo que queremos de nuestra pareja para ser felices”, ¿eso es en realidad ser feliz?, ¿eso es realmente amor? o simple y sencillamente nuestro apego y la necesidad de que algo “funcione” disfuncionalmente. Y es que una relación de pareja no puede cimentarse en los berrinches, manipulaciones, en el “veremos que sucede”, ni en lo económico.

Corazón-partido

La vida de pareja debe estar basada en el RESPETO, consideración, compromiso, por supuesto, en el amor. No menciono el amor al último por ser menos importante, al contrario, el amor es la materia prima. Sin embargo, como quisiera que el amor fuera suficiente cuando, al paso de los días, meses o años, la situaciones que salen de control deterioran los sentimientos y los vacíos se llenan de recriminación y tristeza.

Quizá muchos de nosotros conozcamos ejemplos de relaciones fallidas, quizá nosotros seamos un ejemplo viviente, pero para evitarnos sufrimiento es necesario revisar, en pareja, algunos puntos que formarán los cimientos sólidos de nuestra relación, conocerse realmente y lograr acuerdos para lograr una vida en pareja satisfactoria, aunque la vida siempre da vueltas y no nos garantice nada, y tener la inteligencia emocional para decidir si seguir adelante o mejor terminar antes de hacer heridas irreparables.

Entonces, basada en la orientación prematrimonial de una organización de asistencia terapéutica, les dejo los puntos modulares que se deben tratar antes de unir su vida a la de otra persona:

Historia personal, quién eres, qué te gusta y qué no. Pensarán, si ya son novios deben conocerse, pues en la conquista ocultamos mucho de nuestra personalidad para satisfacer al otro, pero se convive en una base diaria nuestros demonios se aparecen, así que hablar, incluso, de nuestros defectos es saludable.

Hábitos, roles y responsabilidades. Si a él le gusta dejar los calcetines en la sala y tú eres exageradamente ordenada; quién hace la comida y quién lava los trastes; serán esposos en la casa, en el trabajo, en la casa de los suegros, en el parque, con los amigos, en vacaciones, hay que comportarse como tal, tomar nuestro lugar y hacerlo valer siempre, el respeto y el compromiso como prioridad.

bb8ef64fcf1eabdb576c786c5fd6d74e010125

Expectativas, lamentablemente, éstas son las responsables de muchas desilusiones; pero conocer a tu pareja hace más fácil aterrizar lo que esperas de tu relación. No son príncipes ni princesas, son humanos y cometen errores, también aciertos.

8ec76bc599235b3f2038fd6d04781c0d222940

Comunicación, cómo tratar conflictos, llegar a acuerdos; es como tener un código de pareja, no dejar que con mi mirada sepa lo que quiero o no quiero, saber decirlo es muy importante, sobre todo, poder platicar abiertamente de cualquier tema, sin temor a ser censurado o reprimido.

images

Familias de origen, conocer tradiciones, forma de pensar o actuar,  ayuda a retomar lo que a la pareja le funciona, a partir de eso pueden generar sus tradiciones, étc.

Necesidades: físicas, sexuales, emocionales, espirituales, intelectuales. Una necesidad física puede ser una enfermedad o condición que se pueda desarrollar y saber que la otra persona podrá darte el apoyo necesario. En consideración del sexo, pueden creerlo o no, hay veces que uno piensa “ahora sí a darle todos los días”, pero la sorpresa es que el cansancio, los problemas o lo que sea cambian incluso los hábitos sexuales, así que para no sacarse de onda es mejor plantearlos.

En cuanto a emociones, existimos los que nos gusta que nos digan a diario que nos aman, que nos mimen, y hay quienes tienen nata en las venas y no son tan sensitivos, así que si ustedes son muy emocionales es preciso saber pedir, sin arrebatos, las muestras de afecto; hay quienes tienen situaciones más complejas en lo emocional, de forma que plantearlo compenetrará a la pareja; no subestimar esta parte es lo que hace a una pareja más íntima.

También es necesario saber si los dos son religiosos, o sus creencias no interferirán de forma dañina; y sabes que poder platicar con alguien de temas diversos es importante, así que no subestimen la parte intelectual

Manejo de finanzas. Aún en estos tiempos en los que, por lo general, los dos trabajan, es bueno saber en qué gastarán sus sueldos, no por controlar al otro, si no para generar un equilibrio, el dinero siempre trae conflictos (tú ganas más y gastas menos, cosas así), cómo dividirán gastos (en caso de ser el caso), lo que se destinará para entretenimiento, hogar.

Familias políticas, esto es escabroso, pero en el noviazgo nos la damos de muy independientes y al casarnos resulta que queremos que nuestra mamá duerma con nosotros o el papá, en serio casarse es de dos, las familias deben respetar las decisiones ya cuerdos a los que llegue la pareja y lo más importante, nosotros debemos saber poner límites.

ef3deff5e5f91bee08aa47a4b989ab13181812

Si se platican estos puntos, se pueden encontrar posibles factores de riesgo y a la vez estar preparados para responder a estos, de modo que no se afecte la relación. Para que esto funcione se debe querer ser bastante honestos y dispuestos. Tengan hijos o no, hay sido frente a un sacerdote, a un juez o sin presencia de éstos, ya son una familia; el apoyo, la comunicación, la comprensión, la diversión, el respeto, compromiso, en las buenas y en lo adverso, sólo queremos saber que tendremos el respaldo y amor de la persona con la que elegimos vivir y disfrutar.

Si no te sientes segura o seguro, si te están forzando, si estás embarazada, no son razones para dar un paso para el que no estamos preparados, no lo tememos a la ligera porque no sólo es nuestra vida, estamos por afectar la de otra persona.

matrimonio-amor-parejas-3

Siempre habrá factores que pueden desestabilizar a una pareja, no obstante, si los dos están unidos por las razones correctas, hallarán la forma de resolver los conflictos que surjan. Aún, no es una receta médica y no nos asegura nada, pero sí garantiza el mutuo conocimiento y saber si realmente queremos estar juntos.

Recuerden que el final feliz de las películas, es el inicio en la vida real.

desmotivado.es_Vivieron-felices-para-siempre-No-es-el-final-de-la-historia_132180176534

Brenda A.

Posted by Brenda A

Deja un comentario