La película más esperada del universo DC resulta ser un desastre; una historia confusa y un abuso de efectos especiales sin sentido.

BVS2

Cuando se crean demasiadas expectativas la caída puede ser muy dolorosa; así podemos describir la “decepción” que ocasionó en muchos la esperada #BatmanvsSuperman. Conforme pasaba el tiempo muchos fans elaboraban teorías sobre lo que podríamos ver, supuestas filtraciones aparecían por aquí y por allá; todo era confuso pero buscaban algo en común: Hacernos ver que esta sería la película que merecíamos.

bvs3

De principio a fin la cinta es un fallo y no creo exagerar; resulta complicado tratar de defender en lo general a Batman V Superman debido a los constantes errores que comete. Trataré de explicarlo en los siguientes puntos sin spoilers:

En primer lugar, se nos presenta nuevamente la vida de Batman, creo que a estas alturas no era necesario debido a que todos conocemos ya lo que pasó y como llegó a convertirse en el héroe de Ciudad Gótica. Además, estas escenas no tienen gran diferencia a las que hemos visto en anteriores entregas, así que tampoco logra tener un impacto emocional. Luego de ello, se explica el motivo del odio de Batman a Superman (como ya lo habían mostrado en el trailer) para finalmente mostrarnos un poco de la lucha del hombre murciélago contra el crimen.

Desde aquí podemos empezar a ver los problemas de la película y es que no te da sorpresa alguna. Todo lo que se vio en el trailer fue un tremendo spoirler, no hay sorpresas o giros, todo ya estaba dado. Por eso, a nadie sorprende que Batman tenga problemas con Superman, ya que lo considera una amenaza. Si nos vamos a la historia, encontramos numerosos fallos que van desde resolver situaciones en 5 que anteriormente parecían imposible hasta scenas muy forzadas y sin sentido. Nunca hay un verdadero problema que nos haga estar al borde del asiento o que nos ponga a pensar que esta historia puede tener un final diferente. Todo es lineal.

bvs4

Las críticas más duras aseguran que se trata de una película aburrida, carente de acción y que no explica nada, pues bien, no creo distanciar mucho de esto. Aburrida puede entrar a debate debido a los gustos de cada uno, pero lo que es innegable es que hay partes que son innecesarias o bien, no tienen relación alguna con lo que estamos viendo. Forzar el romance de Superman es una de ellas. La parte afectiva pudiera ser un motivo para Superman y su lucha, pero aquí todo es plano, todo es frío, todo se resuelve en “tu puedes” y ya. No hay ninguna complicación más allá de eso.

Las secuencias de acción son “buenas”, si hay golpes y uno que otro movimiento pero su corta arruina todo, no es que esperáramos dos horas de combate pero, nuevamente, lo que vimos en el trailer es lo que nos ofrecen. No más. Escasos minutos del “mayor combate de gladiadores de la historia” supone un clavo más a su ya enterrado ataúd. Si esperas ver un épico combate entre estos dos héroes, sin duda te llevarás una gran decepción. Tampoco la música ayuda, de hecho se puede decir que utilizan el mismo soundtrack para cada pelea, ya sea entre héroes o contra villanos.

Ya que tocamos el tema de los villanos vale la pena resaltar en un punto aparte a la gran actuación de Jesse Eisenberg; vaya Lex Luthor que nos entregó. Quizás el más cuestionado antes del estreno y es el que mejores cuentas rinde. Un psicópata puro con aspiraciones de ser el amo de todo sin miedo a las consecuencias. Su locura lo lleva a elaborar diferentes planes que en principio resultan y nos hacen ver su gran capacidad. Ojalá pudiera decir lo mismo de Doomsday cuya participación… bueno ni siquiera participa.

Henry Cavill sigue siendo Henry Cavill y por ende no esperes algo diferente a lo mostrado en “Hombre de Acero”. Ya sabes, un Superman gris, plano, sin emoción alguna, el cual cuesta trabajo diferenciar entre triste, feliz o enojado. Tampoco pretende matarlo, creo que no se le puede pedir más cuando en sus otros trabajos ha sido así. El único problema es que su personaje es el principal de todo un universo y que, entregue un trabajo a medias, deja mucho que desear.

A mi forma de ver Batman, creo que Ben Affleck pasó la prueba. No le pongo la etiqueta del mejor de todos  (como muchos han dicho) pero tampoco diré que fue un tremendo fracaso. Su papel fue el de un Batman muy oscuro con tintes vengativos, cuyo entendimiento de justicia lo lleva a hacer cosas que Batman (en el cine) no hacía. Si ese fue su papel, cumplió. Es frío y calculador, aunque no ha perdido ese sentido de protección a los demás y en su papel de  Bruce Wayne se nos presenta como ese millonario que acude a fiestas aunque el preferiría alejarse de todo ello.

Y de la mujer maravilla me gustaría hablar más pero, como Doomsday, su participación es tan poca que emitir un juicio sería demasiado. Ojalá en las próximas cintas puede desarrollar su personaje aún más.

BVS5

No se trata aquí de echar más tierra a la película o de odiarla por odiarla pero sí de dejar en claro que, como película que serviría para dar pie a todo el universo cinematográfico de DC, deja mucho que desear. Innecesariamente larga y tediosa, diálogos que poco tienen que ver, personajes efímeros y un final muy extraño donde nunca nos enteramos que pretenden hacernos sentir.  Creo que DC llegó demasiado tarde para crear su propio imperio en el cine y, aunque no dudo que será un mega éxito taquillero, la mala imagen y el pésimo sabor de boca que ha dejado nadie lo podrá quitar. Una buena idea, con grandes intenciones que falla escandalosamente.

Posted by yash

2 Comments

  1. […] de que sigas leyendo este artículo, debo prevenirte, este es un post diferente al que se publicó anteriormente aquí mismo, es otro punto de vista, y….. la más grande diferencia, es que este post, esta LLENO DE […]

    Responder

  2. […] pensar que a raíz de mi crítica hacía Batman vs Superman tengo un “odio” hacía DC, tal y como se viene manejando últimamente; si no estás a […]

    Responder

Deja un comentario