Música

R.I.P.in Park

chester linkin park

La primera vez que tuve la oportunidad de escuchar a Chester Bennington fue un sábado por la mañana en la rotación regular de MTV, tenía como 10 u 11 años, recuerdo que Lola me dijo “Apagale a esa chingadera porque son puros gritos”, no supe quien era o como se llamaban, pero sabía que tenía que volver a escucharlos, no pasó mucho tiempo hasta que descubrí quien(es) era(n), como se llamaban y como resultó que se llamaba la canción, era “In The End”, parte del primer disco de estudio de la banda californiana.

Siempre tuvieron algo que me gustó, he escuchado mucha gente que dice “ya no eran lo mismo, su ultimo disco está bien equis”, y no lo voy a negar, pero es parte de la evolución de una banda, mi punto aquí es que mucha gente dejó de escuchar a LP por eso, por una evolución que no fue de su agrado, generalmente no pasan del disco del Mash-up que hicieron con Jay-Z, Collision Course, a partir de ahí ya les pierden la pista.

Nunca voy a olvidar donde estaba cuando me enteré que uno de mis artistas favoritos se había muerto. Iba saliendo de junta. Porque #Godínez. No me afectó mucho, no fue como llorar o algo así, solo pasó por mi mente el concierto en la Arena Mexico en el 2014, fue la única vez que pude verlos, y es muy extraño saber que ya no podrás escuchar a una banda (con la alineación original), que marcó una parte importante de tu vida, de lo que eres, de lo que escuchas, incluso al punto de ayudar a superar un momento muy extraño de tu vida, pubertad que le llaman; cuando estaba en la secundaria “Numb” me atrapó y de ahí no solté a LP, por ejemplo.

Aquí se las dejo…

 

Cuando murió Chris Cornell (pana de Chester, para rematar), me puse a pensar en que siempre hay canciones de algún artista o banda, que describen como nos sentimos en esos momentos y generamos un lazo con esa canción y por ende con la banda. Tengo varios amigos que cuando supieron que había fallecido uno de sus iconos, no podían creerlo, lo vi con Bowie, con Cerati, con Lemmy, no era fan de ninguno, pero los que si eran, lloraron por Cerati, se entristecieron por Bowie y claro, los que les gustaba Motorhëad, se fueron por una botellita de Jack Daniel’s. Aunque seamos sinceros, Cerati, ya llevaba muerto un buen rato. 🙁

Yo sabía que se tenía que ir, pero pues algo como lo que pasó fue algo de sorpresa para todos, y más por como se fue. :'(

Perdón por tardarme en escribir algo tan cortito de alguien que admiraba, “tanto” tiempo después, recordemos que han pasado 4 días, pero sigo viendo las notas, los comunicados (LP hasta hoy, 24 de julio, sacó un comunicado oficial), las notas de algún blog amarillista, y de verdad que aún no caigo en cuenta que se haya muerto. En la manera en la que lo haya hecho.

Gracias, Chester Bennigton.

– K

Les dejo el comunicado oficial de la banda. Y si, está llegador.  🙁

“Has tocado tantas vidas, probablemente más de las que pensabas. En los últimos días, hemos visto una enorme cantidad de apoyo y amor [por lo sucedido], tanto en privado como en público, desde todas partes del mundo. Talinda y la familia lo agradecemos, y queremos que el mundo sepa que fuiste el mejor marido, el mejor hijo y el mejor padre; la familia jamás será entera sin ti. Hablar contigo sobre los años que nos quedaban para pasar juntos, tu emoción era infecciosa. Tu ausencia deja un hueco que no se podrá ocupar, una voz en la habitación impulsiva, divertida, ambiciosa, creativa, amable y generosa ahora falta.

Estamos intentando recordarnos a nosotros mismos que los demonios que se te han llevado fueron siempre parte del acuerdo. Pese a todo, fue el modo en que cantabas sobre esos demonios lo que hizo que todo el mundo se enamorara de ti. Tú, valientemente expusiste tus propios demonios y, al hacerlo, nos uniste y enseñaste a ser más humanos. Tuviste el corazón más grande y supiste hacérnoslo saber. Nuestra pasión por hacer música y tocar no puede extinguirse. Aunque no sabemos qué camino tomar ahora, sabemos que tú hiciste mejor cada una de nuestras vidas. Gracias por ese regalo. Te queremos y te echamos tremendamente de menos. Hasta que volvamos a vernos”.
u.u

Acerca del autor

K. Max