De Vino

Cómo tomar vino: Guía básica y terrenal para disfrutar tu primera botella

primera-botella-de-vino

Tomar vino no debería ser un acto exclusivo y único de estatus, no tendría que ser una apariencia, una moda o un look; tomar vino no merece ser una segunda opción para cuando no hay algo más para tomar. No es la bebida de quien “sí sabe de vinos y uvas”.  Tomar vino es un placer al que todos deberíamos tener acceso, sin necesidad de ser un sommelier o un conocer experimentado.

Aunque la producción de vino tiene sus orígenes hace más de 7 mil años, últimamente, en México al menos, ha cobrado más relevancia que antes,  el consumo va “en crescendo”; por moda, por gusto, o por mil  razones que podremos desconocer, pero cada vez se consume más.  Sin embargo, aun así, México no figura en las listas de los países que tomen más vino per cápita, ¿por qué si cada vez somos mejores productores?

¿Cuál es el país que toma más vino en el mundo?

Resulta que, según un artículo publicado en Condé Nast Traveler en febrero de este año, el país que desbancó a todos los demás fue la diminuta Andorra, con un censo poblacional de 78, 014 habitantes, donde aproximadamente el 80% son mayores de edad  (2015), según la revista de viajes en el 2016 consumieron nada más y nada menos que 4 millones de litros de vino, lo que quiere decir que tomaron per cápita 68 botellas de vino (más, menos).

Y bueno, ante esto, ¿qué país tiene los mejores vinos?

Francia es el país con más bodegas y vinos premiados, sin duda, un reconocimiento que continuamente gana el país franco. Durante el año alrededor del mundo, hay diferentes concursos internacionales que premian a las mejores creaciones a nivel internacional, y de acuerdo a la WAWWJ (Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos & Licores), Francia acumuló en el 2016 el mayor puntaje respecto a otros países, bodegas y vinos.

Y…¿México?

En México, se calcula que durante el 2015 se consumieron 750 mililitros per cápita, habrá que ver estadísticas más recientes sobre el consumo. Sin embargo, en cuando a la producción, el panorama es distinto: México produce casi 20 millones de botellas al año, siendo Baja California, Sonora, Coahuila, Zacatecas y Aguascalientes, en orden descendente, los mayores productores.

¿Cuál es el mejor vino mexicano?

El mejor vino para mí, puede no serlo para ti, y viceversa, siempre he creído que el mejor vino, es el que más te guste, el que te ofrece nuevos sabores y alegrías a tu paladar.

Sin embargo, de acuerdo a sommeliers, enólogos expertos y sitios especializados, los mejores vinos mexicanos, considerados así hasta el pasado 2016 eran los siguientes:

  1. Único Gran Reserva 2009, Santo Tomás (Baja California). Uva: Cabernet Sauvignon y Merlot. Precio: $798 MXN.
  2. Monte Xanic Viña Kristel 2013, Monte Xanic (Baja California). Uva: Sauvignon Blanc. Precio: $249 MXN.
  3. Uriel 2012, Adobe Guadalupe (Ensenada). Uvas: Tempranillo, Sirah, Mourvedre, Cinsault, Barbera, Sauvignon Blanc y Grenache. Precio: $276 MXN.
  4. 3V rosado 2014, Casa Madero (Coahuila). Uva: Cabernet Sauvignon. Precio: $219 MXN.

No me malinterpreten, no estoy motivando el alcoholismo ni el que beban más solo porque sí; lo que sí quiero es que le pierdan el miedo al vino. No es necesario ser un experto para disfrutarlo o para, al menos, pedir uno en un restaurante. Si lo que te da miedo es el ridículo, este es el espacio para superarlo.

Para todos los que amamos el vino porque nos encanta lo que hay detrás de ellos, porque coleccionamos los corchos, porque las etiquetas son obras de arte para nosotros. No importa si ahora tomas vino porque es el segundo amor de tu novia y es lo que quiere tomar después de un día lleno de estrés; lo importante es sentirlo, disfrutarlo y encontrar en él un placer auténtico y genuino.

A lo que sigue 

Pero bueno, después del análisis filosófico y estadístico donde México no pinta como bebedor de vino, la idea es eliminar la barrera de que tomar vino corresponde únicamente a gente refinada y de cierto nivel social, por eso, para todos los que lo disfrutamos sin conocimientos profesionales de esta increíble bebida, o para los que quieren disfrutarlo y no saben por dónde empezar, aquí les dejo 4 vinos con los que pueden comenzar su travesía por el inigualable y delicioso mundo de la vid.

  • Incógnito, (Baja California) Uva: Cabernet Sauvignon, Zinfandel y Grenache: es difícil encontrar un vino mexicano de tan buena calidad a tan buen precio. De una bodega pequeña llamada Estación de Oficios El Porvenir, llega este vino que definitivamente tienes que probar, una interesante manera de darle a tu paladar el sabor del vino mexicano. Precio: $184 MXN.
  • Cune, Rioja (España). Uva: Tempranillo: de acuerdo a algunos estudios, el paladar de los mexicanos disfruta más y le es fácil apreciar una uva tempranillo, misma que corresponde a vinos jóvenes, de acidez media y ligero sabor frutal. ¡Ojo!, este vino ha pasado en barrica 12 meses, por lo que puede no gustarle a todos. Precio: $195 MXN.
  • LaCetto, (Baja California). Uva: Petite Sirah: un buen vino para comenzar, a un precio súper accesible, no tan dulce, con la acidez ideal para tu bienvenida a este increíble mundo vitivinícola. Precio: $102 MXN.
  • Tenta, Viña Maipo (Chile). Uva: Merlot: una de las mejores cosas de esta uva es que es muy fácil de tomar, sobre todo si eres nuevo, ya que goza de sabores frutales y suave textura. Sobre todo este vino, proveniente de Chile, que es muy versátil y se lleva bien con prácticamente todo. Precio: $89 MXN.

¡Que vivan las copas llenas y a llenar las vacías! 🙂

Calificación
Fecha
Reseña de
Cómo tomar vino: Guía para comenzar a tomar vino
Calificación del autor
51star1star1star1star1star

Acerca del autor

Myrla Treviño