Cine

El mejor enemigo de todos

Uno de los temas más explorados no solo en el cine, sino también en el arte (y en la vida misma) es el de la familia. Ya lo decía Michael Corleone (Al Pacino): “Toda mi vida he luchado por proteger a mi familia”. Enemigo de todos [Título original: Hell or High Water. Dirección: David Mackenzie. País: Estados Unidos. Año: 2016] se centra en la historia de dos hermanos quienes, al estar bajo la presión de una gran deuda y con el riesgo de perder la hipoteca, deciden empezar a robar bancos de una manera sencilla pero a la vez astuta para recaudar lo necesario, enfrentándose así a la justicia de Hamilton (Jeff Bridges) y su compañero Parker (Gil Birmingham).

El filme tiene grandes actuaciones y movimientos de cámara que nos sumergen en imágenes que están repletas de influencias al western; al estar ambientada en Texas, emplea arquetipos como el del Sheriff cuyo objetivo es capturar a los bandidos, y el armonioso cliché de las persecuciones ( solo que en lugar de caballos, son camionetas). Al inicio de la película percibimos un plano secuencia donde Mackenzie nos ofrece, en primera instancia, la llegada de un automóvil viejo, seguido de un texto bastante claro sobre lo que tratará la película: “3 tours in Iraq but no bailout for people like us” (3 veces en Irak pero no hay dinero para nosotros), para más tarde mostrarnos el Texas Midlands Bank. Desde el principio nos plantean el propósito de la película, solo que hasta el final somos capaces de saberlo. Al final de la película volvemos a tener un plano secuencia donde la cámara sube, enseñándonos el largo camino a recorrer, para bajar la cámara y percibir la tranquilidad de la hierba que está frente a cámara. Si unimos el final con el principio de la película, tenemos una simbiosis realmente interesante, un auto que llega, un auto que se va, una historia que continua.

Enemigo de todos tiene una clara influencia de Sin lugar para los débiles [Título original: No country for old men. Dirección: Ethan & Joel Coen. País: Estados Unidos. Año: 2007] y de muchos otros westerns; en una entrevista, el guionista Taylor Sheridan decía que se crió en el norte de Texas, donde una neumonía le obligó a permanecer en cama durante semanas y pasar de ahí su infancia viendo westerns donde quedaba maravillado con Clint Eastwood y John Wayne. Sheridan obtuvo ser nominado a la Crítica de San Francisco, Kansas y Austin, entre muchos más, por el guión original de Sicario: Tierra de nadie [Título original: Sicario. Dirección: Denis Villeneuve. País: Estados Unidos. Año: 2015].

Coen, Ethan & Joel. (2007). No country for old men [Still de la película]

 

Mackenzie, D. (2016). Hell or High Water [Still de la película]

Esta es la primera película de David Mackenzie de un mérito destacable, después de Sentenciado antes de tiempo [Título original: Starred Up. Dirección: David Mackenzie. País: Reino Unido. Año: 2013,] pues su filmografía anterior ha sido un poco plana y superficial; ahora, logró llegar a una superficie más estable, visible y profunda.

La película nos suelta la rienda para poder pensar en cuáles son las formas de poder obtener dinero. En los 102 minutos en la pantalla, nos presentan tres: robando a los ricos, robando a los pobres, o teniendo suerte. Cada uno de los involucrados hace lo que puede para obtener la riqueza necesaria a sus necesidades. En varias ocasiones vemos cómo los protagonistas se desplazan y con ellos van casi de la mano anuncios de promesa para resolver las deudas y la vida.

Enemigo de todos, sin duda es mejor que La ciudad de las estrellas – La La Land [Título original: La La Land. Dirección: Damien Chazelle. País: Estados Unidos. Año: 2016], que es la favorita para ganar el Óscar a mejor película. Aunque podemos esperar que Enemigo de todos no gane, el hecho de que esté nominada una película con un presupuesto menor, es motivo de festejo.

En una ocasión el gran cineasta Sergio Leone dijo que uno de los temas que más dominaban en sus películas era la amistad viril. Enemigo de todos, es una muestra de cómo los temas universales siguen presentes, y pueden ser tomados con un perfeccionamiento y visión de un director y guionista que ofrecen una puesta en escena e historia que consigue una empatía en los espectadores por una ficción que está mas cerca de nosotros de lo que creemos, y que, en estos tiempos de Make America Great Again, no parece nada descabellado ser un enemigo de todos.

Acerca del autor

Doctor Caligari